El Raso

El Raso

 

Raso es el tercero de los ligamentos fundamentales y acaso el más perfeccionado, pero tiene un uso limitado. Los tejidos de raso se caracterizan por una superficie lisa y brillante debido a que los puntos de ligadura están espaciados de forma que interrumpen siempre los escalonados.

El aspecto brillante del raso -también denominado satén, del francés satin se efectúa por el frecuente uso de materiales como lino o seda. Los tejidos de raso tienen siempre dos caras diferentes, predominando bien el efecto por urdimbre o bien el efecto por trama en la cara derecha del tejido.

El ligamento de raso, que exige como mínimo 5 lizos, tiene aplicación en algunas telas pero su uso principal se encuentra como ligamento compuesto en los tejidos de damasco.

Deja un comentario