Técnicas del Batik

Técnicas del Batik

El “batik” es una técnica para teñir, originada en Java. Consiste en aplicar cera caliente, con pinceles, sobre tela blanca; luego, se trazan formas ornamentales y se tiñe el género.
Con este procedimiento se obtiene un delicado y atractivo “craquelé”, caracterizado por un juego de finísimas grietas que se producen en la cera.
El proceso es igualmente interesante para principiantes y expertos. El aficionado preferirá formas, líneas y planos de uno y tres colores, estrictamente ornamentales; el experto podrá abordar trabajos figurativos de uno y ocho colores.
Con este procedimiento se pueden teñir bufandas, pañuelos, carpetitas, blusas, faldas, estolas, cortinas, tapices grandes y pequeños, atractivas pantallas para lámparas y artefactos de iluminación indirecta, etc.
Es prácticamente ilimitada la cantidad de motivos que pueden ejecutarse con la técnica del “batik”. Regla fundamental: traba jar en planos, igual que para las alfombras, evitando la tercera dimensión, porque no son deseables los efectos de los sombreados. Se recomienda, pues, prescindir del efecto de profundidad espacial.
Posibilidades:
Primera etapa.

Líneas y rayas de distintos anchos, transversales y longitudinales; empleo de formas circulares, estrelladas, onduladas. Aplicación: bufandas y pantallas.
Segunda etapa.

Combinación de varias formas básicas ornamentales, con dos o tres baños de colorante.
Aplicación práctica: blusas, faldas, pantallas, chales.
Tercera etapa.

Representaciones figurativas sencillas: mariposas, peces, flores. Temas: acuario, florero con ramas, macizo de flores, árbol con frutas. Aplicación: tapices, cortinas para estanterías, etc.
Cuarta etapa.

Tapices de varios colores. El motivo ha de ser una composición ornamental. Por ejemplo, con pájaros  con pavos reales); o una representación figurativa: mujer con canasta de frutas, puesto de feria con frutas, vendedoras de flores, escenas de cacerías; o figuras religiosas y de la mitología, paisajes, vendimia, niños con faroles o globos.

Técnica del batik paso a paso

Materiales:

  • Cera virgen
  • Parafina
  • Telas de fibra natural, como algodón, rayón, lino
  • Pinceles y tjanting
  • Anilinas en polvo
  • Diseño o plantillas

Procedimiento:

  • Preparación de la cera: Disuelve a baño María, 70 por ciento de parafina y 30 por ciento de cera. A mayor cantidad de parafina, mayor es el efecto craquelado y a la inversa, si deseas grietas más grandes, aumenta la proporción de cera. Espera a que tenga la temperatura apropiada, que se da cuando pierde la opacidad, al fundir completamente.
  • Preparación de la anilina: En un recipiente apropiado prepara la anilina, de acuerdo con las instrucciones del envase.
  • Preparación del diseño: Calca el diseño elegido sobre la tela, con papel carbónico blanco o aplica plantillas y delimita las zonas con lapiz.
  • Ejecución:
    1. Pinta las partes que no deben ser teñidas por el color que vas a aplicar, con un pincel embebido en la cera caliente. Para trazar líneas precisas, existen unas herramientas especiales de metal, llamadas “tjanting”, que puedes adquirir en las casas especializadas en artística.
    2. Una vez hechas las zonas de reserva, moja la tela con agua.
    3. Sumerge la pieza en el recipiente con la anilina ya disuelta, y remueve para que absorba el color en toda la superficie.
    4. Cuando obtengas el color deseado, retira la tela del baño de anilina.
    5. Cuelga de un tendedero, para que se seque.
    6. Cuando haya secado, retira la cera antes de aplicar el siguiente color. Para hacerlo, coloca la tela entre hojas de papel periódico y pasa la plancha caliente para que el papel absorba la cera.
    7. Repite desde el primer paso, para aplicar cada color.
    8. Una vez que hayas terminado de aplicar todos los colores, lava la tela con agua tibia, para eliminar todo rastro de cera y deja secar.

Técnica de batik en papel paso a paso

Enlaces

Wikipedia: Batik

Batik indonesio

Tecnica Batik y fabricación

Deja un comentario