Pintura sobre seda

Pintura sobre seda

Al ser la seda un material muy especial, hay una gran afición a pintar diseños sobre ella directamente, y existe una técnica desarrollada para ello, que según lo que se vaya a pintar puede tener un nivel muy alto y complicado.

Pintar sobre seda

Sobre el material: la seda

En la antigua china, se investigaron las finas fibras de hilos que producen los gusanos de seda, y se empezaron a emplear para crear tejidos. Por su gran calidad, pronto triunfó, siendo un material muy costoso y de lujo. Más tarde, la isla de Java fue famosa por ser un gran centro de la industria del batik.

La seda es un material elástico y que dura mucho años si es bien cuidado. Se puede tensar, pintar, lavar, planchar o limpiar en seco y siempre conserva su belleza porque se trata de unas fibras muy resistentes.

Tipos de seda según el método de confección:

  • Pongé: Ideal para aprendices.
  • Chiffon o muselina: Seda transparente con tacto muy suave pero difícil de tensar.
  • Chêpe: La seda que más absorbe la pintura.
  • Jacquard: seda con texturas y motivos en su trama.
  • Duppion o seda salvaje: más opaca que otras, con nudos y difícil de pintar. Se utiliza más para cojines o cortinas.
  • Bourrete: muy blanquecina o tostada, con una textura basta y alguna motas que sobresalen.

Las técnicas para pintar sobre seda

Se puede pintar sobre seda utilizando: guta, espesante, acuarelador y sal.
Las pinturas que se utilizan son muy luminosas, con mucha fluidez y transparencia. Compuestas con agua, con la que se pueden diluir y mezclar.

Antes de pintar se debe lavar la seda para eliminar el apresto. Y después se plancha estando aún húmeda. Lo ideal es preparar la tela para que esté en suspensión, como en un bastidor, para que no toque otras superficies mientras es pintada.

Para conseguir tonos pasteles y más opacos se mezclan los colores con blanco.

Estas son las técnicas más utilizadas para pintar sobre seda:

  1. Técnica de reserva o de contorno. Se puede utilizar parafina, cera caliente o guta. Las dos primeras se usan en la técnica del batik. La guta es una sustancia transparente y espesa que procede del árbol indonesio llamado “Pallaquium”. La guta controla la dispersión de la pintura, delineando líneas y áreas que mantiene separadas. Es muy importante hacer bien estas líneas o zonas para que el dibujo quede nítido y no haya espacios huecos por donde se cuele la pintura.
  2. Técnica de la sal. Se hacen efectos muy expresivos aplicando la sal (que absorbe) sobre la pintura todavía húmeda.
  3. Técnica del espesante. Se trata de un producto industrial transparente y más denso que la guta. Se mezcla con las pinturas para tener colores más espesos y también se puede usar para hacer reservas y barreras, dejando secar por partes.
  4. Técnica del antidifusor o la acuarela. Con el antidifusor se prepara la tela como los lienzos normales.

Técnica del antidifusor

Materiales necesarios:Seda pongé

  • Bastidor de madera
  • Chinchetas o clavos
  • Colores para seda (resistentes al agua una vez secos)
  • Antidifusor
  • Pinceles
  • Rotuladores para tela
  • Plancha

Cómo pintar seda con antidifusor

  1. Primero se decide el motivo y se prepara el dibujo básico.
  2.  Se tensa la tela sobre el bastidor.
  3. Se cubre toda la tela del cuadro con el antidifusor, con un pincel, una brocha o un spray. Se deja secar bien.
  4. Con los rotuladores se dibuja sobre la tela el motivo. También se podría calcar o no hacer el dibujo con rotuladores, según el motivo a realizar.
  5. Se empieza a pintar sobre el cuadro conforme a la imagen que tengamos. El antidifusor aplicado impide que la pintura se expanda por el tejido y permite que se pueda controlar la pintura. Se deja secar bien.
  6. Como último paso, se deben fijar los colores con una plancha.

seda

Técnica de la acuarela
Deja que los colores fluyan!
Al pintar en wet-on-wet, los colores fluyen unos sobre otros produciendo un efecto de olas, tal y como se muestra en el dibujo. A fin de conseguir esto, moja la seda con agua antes de pintar.
Al pintar sobre seda seca o sobre colores secos, se obtienen unos contornos extraños. Ambas técnicas proporcionan un bello resultado.

Técnica de contorno
Pintar seda es muy fácil con las gutas. Asegurarse siempre de que los contornos sean sólidos, de lo contrario el pintado sobre seda traspasaría.
Tan pronto como los contornos estén secos, se pueden empezar a rellenar los interiores

 Técnica de la sal
Se consigue este expresivo efecto de sal, aplicando sal de efectos sobre el pintado, en seda todavía húmedo – tanto esparciendo la sal como colocando los granos con precisión, p.e. en círculos. Cuanto más se diluya la Marabu-Silk con agua, más efecto de sal se producirá

Técnica del espesante
Utilizando el Marabu-espesante se puede conseguir una ilimitada variedad de decoraciones en seda. El espesante puede ser aplicado puro o mezclado con Marabu-Silk.
Así, la pintura normalmente líquida es adecuada para la técnica de la espátula o la técnica del estarcido.
Los triángulos claros han sido cubiertos con el Marabu-Thickener en delicada seda; las otras zonas han sido pintadas una vez más. Para las formas en negro, se ha mezclado Marabu-Silk negro con el Marabu-espesante y finalmente se ha imprimido

Deja un comentario